Brontofobia

3 rayos

Brontofobia

Objeto fobígeno

Los rayos, truenos y demás elementos inherentes a las tormentas.

Tipo de fobia I

Específica

Tipo de fobia II

Situacional

Fobias relacionadas

Ligirofobia, fonofobia

Se dice que los dos únicos miedos con los que nace el ser humano son el miedo a caer y el miedo a los ruidos fuertes. 

Es por esta razón que la brontofobia es una de las fobias más comunes hoy en día. No solo la sufren las personas, sino que es muy común en los animales.

Se podría aceptar que el miedo a las tormentas es pues, un miedo que llevamos impreso en los genes desde los albores de la humanidad. Eso no quiere decir que todo el mundo lo sufra, más bien al contrario, hay multitud de personas que sienten una gran atracción por las tormentas y su despliegue de poder.

Así las cosas, es relativamente sencillo que una persona desarrolle esta fobia. Tradicionalmente, se ha achacado el origen de las fobias a un suceso traumático relacionado con el objeto fobígeno (aquello que tememos), sin embargo ahora sabemos que la aparición de la fobia está relacionada con una simple asociación neuronal  que puede crearse en cualquier momento.

La brontofobia puede aparecer simplemente si, al estar en un momento de inestabilidad emocional aparece una tormenta y nuestro cerebro hace una relación directa. 

O si quizás simplemente, un niño al sentirse inseguro ante los truenos y relámpagos, busca la seguridad en los brazos de su madre. Hay posibilidades de que si se da una sobreprotección, el niño desarrolle una fobia a las tormentas.

La persona con brontofobia siente un terror irracional, que le lleva incluso a sufrir ataques de pánico. No consiguen sentirse seguros en ningún sitio, y el intentar evitar oír el ruido de la tormenta, les hace sentir cada vez más inseguros. El miedo que intenta evitarse, se hace cada vez más patente, y la necesidad de aislarse, cada vez mayor.

Así pues, queda patente la necesidad de un tratamiento eficaz de superación de fobias.

De nada sirve que la persona con brontofobia sepa que la tormenta no le puede dañar de ninguna manera. 

Las fobias van sobre lo que se siente, no sobre lo que se sabe.

Tratamiento para la brontofobia

Como hemos visto, de nada sirve la evitación, sino para acrecentar la fobia.

Siendo un fenómeno que se origina en la mente irracional, es ahí donde tenemos que acudir para resolverlo.

Tenemos que conseguir que el cerebro deshaga la asociación que hace entre la tormenta y la sensación de inseguridad, y esto no se consigue con la mente racional.

Si quieres saber más acerca del tratamiento de fobias, te invito a visitar mi página teresallinas.com, donde encontrarás mucha más información sobre mi programa Serpa® de superación de fobias.

WhatsApp chat