colombofobia (2)

Colombofobia

Objeto fobígeno

Las palomas, incluyendo sus plumas, y el sonido de las mismas. llamado gorjeo, arrullo o zureo.

Tipo de fobia I

Específica

Tipo de fobia II

Se trata de una zoofobia, y más concretamente una clase de ornitofobia (fobia a los pájaros)

Fobias relacionadas

Ornitofobia, fobia a los pájaros en general

Pteranofobia, fobia a las plumas

Zoofobia, fobia a los animales

Agrizoofobia, fobia a los animales salvajes

El miedo a las palomas, es muy común. Dentro de la zoofobia, se sitúa en un puesto prominente.

Hemos de pensar que la colombofobia es tan común por la gran cantidad de palomas que pueblan nuestras ciudades en la actualidad.

Para la persona que sufre este miedo, es difícil afrontar algo tan sencillo como un paseo. Alguien con miedo a otro tipo de animales, puede controlar la posible aparición de estos. En cambio, una paloma puede aparecer en cualquier sitio volando, lo que hace mucho más costosa la sensación de controlar el objeto fobígeno.

Una persona con fobia intenta mantener el entorno controlado, y esto se hace muy difícil en el caso de la colombofobia.

Los síntomas que sufre quien tiene miedo o asco a las palomas son muy variados:

  • Anticipación ansiosa al pensamiento de ver o encontrarse con una paloma.
  • Aumento de la frecuencia respiratoria
  • Taquicardia
  • Ataque de pánico
  • Temblores
  • Dolores estomacales
  • Mareo…

En el terreno del estudio de fobias nos encontramos con que los miedos más comunes son los que apelan a la mente más irracional, la que viene asegurando la supervivencia del individuo desde la más remota antigüedad. Esta parte de nuestro cerebro, el llamado cerebro límbico, es la responsable de que cuando vemos o imaginamos aquello que tanto miedo nos da, nuestro cuerpo entre en una dinámica de respuesta FFF (Fly, Fight or Freeze), que en español podríamos traducir por Volar, Luchar o Quedarnos inmóviles. 

Así pues el miedo a las palomas está inscrito en nuestros genes (ya por ejemplo Alfred Hitchcock supo apelar de forma magistral a estos temores ancestrales en su película «Los pájaros», la cual sigue causando gran malestar y desazón en el que la ve)

Las personas que la sufren intentan controlar sus salidas al exterior de las más diversas maneras, ya que además de tenerse que enfrentar a su fobia a las palomas, han de lidiar con la incomprensión de las personas a su alrededor.

La persona que no sabe lo que es tener una fobia, no puede hacerse idea de lo dura que es esa situación y a menudo se crean situaciones cuanto menos incómodas para quien la padece, ya que alguien con miedo a las palomas sabe perfectamente que no le pueden hacer daño, sin embargo, no puede evitar el terror o la repulsión que le invade

Las personas con una fobia, además de tener que enfrentarse con su miedo, a menudo ha de hacerlo con la incomprensión y el menosprecio de su círculo social, con el menoscabo en la autoestima que ello supone.

Es muy importante que si estás sufriendo esta fobia o cualquier otra, busques ayuda profesional. Es muy difícil que una fobia desaparezca por sí sola, y muy fácil que aparezcan nuevos miedos derivados de este.

Si quieres saber más sobre fobias y su tratamiento, te invito a visitar mi página, donde tienes una lista de fobias de la A a la Z.