Teresa Llinás

Tratamiento de la fobia social, o cómo volver a confiar en uno mismo.

La fobia social es una de las fobias más comunes y que están aumentando más en nuestra sociedad.

Muchas personas la sufren, aunque al principio no sepan qué les ocurre y no busquen tratamiento para la fobia. 

Cuanto más se prima la apariencia, el aparentar que nuestra vida es de color de rosa y que todos los días son maravillosos, más vulnerable se vuelve nuestra autoestima, que al final es la clave de todo.

Este mundo tan brillante y lleno de luces de neón, consigue que muchas personas oculten su vida (llena de altibajos, cosas buenas y no tan buenas) detrás de una página de redes sociales llena de likes, y que éstos sean la medida de la felicidad. A la vez, muchas otras personas menos dadas a  exhibir su vida en las redes sociales, acaban preguntándose si su vida no será en realidad mediocre al lado de la de todas esas personas.

Los suicidios de las instagramers Mel Capitán y Celia Fuentes, cuyas vidas parecían ser de ensueño, demuestran que no es oro todo lo que reluce

Una persona con fobia social, la mayoría de las veces no puede evitar compararse con otras personas, y siempre sale perdiendo en estas comparaciones. Sin embargo, todos estos juicios están dentro de su mente, y son completamente sesgados por su baja autoestima.

¿Qué siente un fóbico social?

  • Se siente juzgado por los demás
  • Siente que su cualidad más imperfecta es lo que más percibe la gente en él
  • Tiene la sensación de no tener nada que ofrecer

Así las cosas, es bastante sencillo que una persona con ansiedad social, vaya restringiendo sus interacciones sociales «en persona», tendiendo muchas veces al aislamiento.

No obstante, al contrario que las personas que están a gusto con su soledad, este no es el caso de los fóbicos sociales. Por más que se intenten autoconvencer de lo contrario, realmente les gustaría poder establecer relaciones personales sanas. 

Esto queda patente en los numerosos grupos de personas con fobia social en las redes sociales. No importa el lugar del mundo de donde sea el grupo (cada país tiene una manera de expresar los sentimientos y así no es lo mismo el mundo latino que el mundo anglosajón, o el oriental), los integrantes del grupo intentan entablar relaciones entre ellos.

Así, queda claro que es el contacto personal el más difícil de afrontar para las personas con esta fobia.

mujer con ordenador

En esta vorágine de pensamientos repetitivos que tienen sobre las reacciones de los demás hacia ellos mismos, van perdiendo oportunidades tanto personales, como de índole amorosa o incluso laborales.

La Universidad de Harvard, en un estudio sobre la felicidad, determina que las relaciones sociales sanas son uno de los pilares más importantes para conseguir ser felices

Es pues, y por decirlo de manera coloquial, como la pescadilla que se muerde la cola. Por el miedo a lo que los demás vayan a pensar de ellos, no se atreven a conocer a más personas, y el no conocer más personas hace mella en su autoestima. Por eso es de vital importancia trabajar en elevar nuestro autoconcepto

Y así como cuando se estropea cualquier electrodoméstico en casa, llamamos sin dudar al técnico correspondiente, a menudo no ocurre lo mismo con nosotros mismos. Nos cuesta muchísimo aceptar que necesitamos ayuda para superar nuestros miedos.

No se trata, obviamente, de elevar nuestro ego hasta niveles poco sanos, sino de vernos a nosotros mismos tal y como somos, realzando nuestras virtudes y localizando nuestros puntos débiles para trabajar en ellos hasta llegar a ser la persona que nos gustaría.

Usted mismo, tanto como cualquier otro en el universo entero, merece su amor y afecto

El 95% de las cosas que pensamos, sólo están en nuestra mente y nunca van a pasar.

Si aprendemos a parar esos pensamientos tan repetitivos y dañinos, y enfocarnos en ponernos en valor a nosotros mismos, estaremos en el buen camino de dejar atrás la ansiedad social y construir un árbol fuerte de relaciones personales que vertebren nuestra felicidad.

Por supuesto, no es mi afán el de generalizar, pero en muchos casos la fobia social tiene su origen en nuestra autoestima y seguridad. Si tienes algún problema en este sentido, o conoces a alguien que lo tenga, te ofrezco una sesión gratuita de valoración conmigo, donde tendremos 30 minutos para hablar sobre tu caso. Solicítala en este enlace.

Y para más información, tenéis mi web teresallinas.com donde continuamente voy subiendo contenido sobre fobias y ansiedad.

Si te ha gustado, comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres conocer el nivel de tu fobia?

Haz este sencillo test y descubre cómo

¿Quieres conocer las últimas novedades sobre las fobias y la ansiedad?

WhatsApp chat